ALEGORÍA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Hernando de Esturmio

1555

Óleo sobre tabla

Capilla del Santo Sepulcro

En la cabecera de la nave de la Epístola de la capilla del Santo Sepulcro se encuentra un retablo pictórico, firmado por Hernando de Esturmio en el año 1555, en el que se representa la Alegoría de la Inmaculada Concepción. Hace pareja en el ámbito mortuorio con una Anunciación, firmada por Gerard Wytevel de Utrecht a mediados del siglo XVI, que se encuentra instalada en la nave del Evangelio.

Se interpreta el tema de la genealogía terrenal de Cristo según la fórmula tradicional, de origen medieval, adaptada posteriormente para la figura de la Inmaculada, basada en el Árbol de Jesé. Sus representaciones adaptan la combinación de lo descrito por San Mateo (1, 1-17) y las premonitorias palabras de Isaías (11, 1 y 10): “Saldrá una vástago del tronco de Jesé, y una flor de sus raíces brotará […] Aquel día la raíz de Jesé que estará enhiesta para estandarte de pueblos, las gentes la buscarán, y su morada será gloriosa”. En la representación vemos en la línea de tierra a San Joaquín y Santa Ana que, en actitud oracional, elevan arrobados sus miradas hacia el cielo. De los pechos de ambos brotan sendos tallos de lirios hasta el rompimiento de gloria donde se sitúa la Virgen con el Niño Jesús en su regazo. La Madre del Cielo, resplandeciente de luz y rodeada de ángeles que portan ramilletes de flores, aparece coronada por el Padre Eterno en presencia del Espíritu Santo. Recuerda la imagen las palabras del Cantar de los Cantares: “Eres como un lirio entre cardos” (2, 2); “Todos fuimos manchados y somos como espinas, y María como un lirio blanquísimo, permaneció inmaculada, sin mancha de pecado”; “Eres totalmente hermosa y en ti no hay mancha alguna ni defecto” (4, 7); “Tu eres como un huerto cerrado a donde no han llegado los enemigos a hacer mal, y eres como una fuente sellada que nadie ha podido contaminar” (4, 12).

De la producción del flamenco en Osuna se conservan además las tablas del retablo mayor de la capilla universitaria (en las calles laterales los cuatro padres de la Iglesia y en la predela escenas de la infancia de la vida de Jesús (Anunciación, Nacimiento y Adoración de los Reyes Anunciación, Nacimiento y Adoración de los Reyes). Las pinturas del oratorio docente fueron subarrendadas a Hernando de Esturmio por Nicolás de León en 1547.

Fuente: SERRERA CONTRERAS, Juan Miguel: Hernando de Esturmio, Sevilla, 1983, pp. 91-92; MORENO DE SOTO, Pedro Jaime: Dogma, poder e ideología. La Casa de Osuna y la devoción a la Inmaculada Concepción, Osuna, 2006, 69-70.